Lavabos de cemento

El uso atemporal del cemento en un baño le da la autenticidad y la fuerza a cada espacio. Las formas simples de los lavabos combinan perfectamente con otros materiales y accesorios. ¿Por qué solo usar cemento en espacios más grandes cuando su fuerza se puede mostrar en una forma tan ingeniosa? La superficie de cada lavabo está protegida contra la absorción de líquidos. Gracias a varias capas del sellador de calidad, resiste no solo al agua, sino incluso al café o al vino tinto. La superficie interior de los lavabos es completamente lisa, lo que facilita su mantenimiento. La superficie exterior mantiene las características naturales del cemento y garantiza su aspecto original.