Gravelli

Nuestra filosofía

Cuando se habla de “hormigón”, la mayoría de la gente se imagina un material pesado, áspero y frío que se emplea principalmente en la construcción tradicional, pero en Gravelli nosotros lo vemos de otro modo y nos damos cuenta de su potencial y belleza ocultos. Desde 2012, el año que fundamos nuestra empresa, convencemos de ello a nuestros clientes, y con éxito, podemos decir.

El hormigón es un material elegante y atemporal que puede servir no solo a la arquitectura, sino también como un original accesorio de moda. Nos gusta aprovechar su increíble adaptabilidad y la inagotable paleta de superficies, tonos y formas que se pueden lograr con él. Además se combina fantásticamente con otros materiales tradicionales. El resultado es un producto que, gracias a su aura, puede captar toda la atención de una manera discreta. Es por eso que creemos en la viabilidad de este material y nos alegra poder transmitir nuestra filosofía a nuestros clientes, socios y fans.

Fábrica y showroom

La idea original, cuando trabajábamos en un pequeño garaje, se ha convertido en una empresa con más de 20 empleados e instalaciones de producción que abarcan tres naves con más de 2000 m² de superficie. Nuestros productos han recibido el interés de arquitectos y consumidores y, luego de decenas de proyectos realizados, empezaron a viajar fuera de la República Checa. Junto con ello creció también nuestro equipo, que, con arquitectos, diseñadores y empresas asociadas, enfrenta cada día nuevos desafíos y descubre soluciones innovadoras para ellos.

La fábrica sirve también como showroom para presentar al público el hormigón y sus posibilidades. Se puede ver a nuestra gente, familiarizarse con el proceso de producción y el material en sí, y elegir de nuestra oferta la solución que mejor refleje sus ideas.

Productos y servicios

Con el hormigón podemos hacer casi cualquier cosa, pero para nuestra colección Gravelli elegimos solo aquellas piezas que tienen algún valor añadido extraordinario, objetos que dominan un espacio y que pueden aprovecharse no solo en lo visual, sino también en lo material.

Nuestra cartera de productos incluye lavabos de hormigón y muebles de hormigón diseñados tanto para el hogar como para espacios públicos como restaurantes, hoteles o edificios de oficinas. Gracias a sus propiedades, el hormigón es ideal para uso en exteriores como bancos de jardín o artículos de mobiliario urbano. Nuestro diseño también se puede disfrutar en forma de accesorios para el hogar u objetos decorativos. Un grupo especial es la joyería, en donde el hormigón y el acero se trabajan en los más pequeños detalles, y los altavoces de hormigón, en donde hemos descubierto el valor del hormigón como material para acústica.

Producción a pedido

Nuestra colección estándar de productos sirve también de inspiración para que los arquitectos trabajen con el hormigón y desarrollen otras posibilidades, a menudo inesperadas. Gracias a esta cooperación, de los trabajos a pedido surgen productos nuevos y originales, como, por ejemplo, mostradores para recepciones y bares, encimeras de cocina, azulejos delgados en relieve, y también trofeos y otros productos atípicos.

Las muestras de nuestro hormigón están disponibles en decenas de bibliotecas de materiales en todo el mundo. Somos también capaces de producir nuevos prototipos de hormigón a pedido. En la sección de nuestros proyectos podrá encontrar inspiración enlace.

Presencia internacional

Todos los productos Gravelli nacen en nuestra planta en el centro de Praga, desde donde llegan a nuestros clientes y a proyectos arquitectónicos, principalmente en Europa. Hacemos mucho hincapié en la seguridad del transporte y los productos se embalan de manera que puedan enviados con seguridad a grandes distancias.

Para darle la posibilidad de conocer a los productos Gravelli en persona, seguimos expandiendo nuestra red internacional de socios comerciales, showrooms cuidadosamente elegidos que ofrecen excelente servicio al cliente con el mismo estándar que el que ofrecemos a nuestros clientes en la República Checa. Estos showrooms ofrecen la posibilidad de ver diversas muestras de hormigón y también productos terminados. Para encontrar el vendedor más cercano, use nuestro dealer locator.

Nuestro equipo

Las personas son el corazón de la empresa. Es justamente de ellas de donde surge todo. El valor añadido que le otorgan a los productos y los servicios se transmite luego a nuestros clientes. Creemos que un buen entorno laboral y una atmósfera de equipo son fundamentos para crear productos de calidad.

Nuestros valores

Nuestra actitud hacia el trabajo se refleja en los valores por los cuales nos regimos:

01

Sostenibilidad

El concepto de nuestra producción se basa en el respeto por las materias primas naturales que empleamos en nuestras mezclas de hormigón. Para poder hacer productos tecnológicamente exigentes usamos solo materias primas de la más alta calidad. Este también es el motivo por el cual somos responsables en el tratamiento de los materiales e intentamos que el proceso de producción no genere casi ningún residuo. En la práctica, esto significa, por ejemplo, el empleo del material excedente de la fabricación de productos de mayor tamaño en moldes más pequeños (por ejemplo, cajas y otros accesorios), lo cual nos permite aprovechar al máximo el material preparado y evitar tirar nada. Otro ejemplo son las placas empleadas para productos atípicos que sirven para solo un hormigonado, que luego nuestros carpinteros convierten en las cajas protectoras en las enviamos nuestros productos al mundo.

Por este motivo, Gravelli hace varios años que es un socio orgulloso de los objetivos de desarrollo sostenible (SDGs).

02

Calidad

El hormigón es un material único gracias a todo lo que se puede hacer con él. Pero en nuestro proceso de producción conocemos varios factores que deben cuidarse para que cada uno de los productos salga de nuestros talleres en la mejor condición posible. Si bien al día siguiente de haber salido del molde un artículo de hormigón parece ya un producto terminado, para que pueda servir bien y por mucho tiempo, debe todavía estacionarse por cuatro días, pulirse e impregnarse. El conjunto de todos estos pasos es lo que diferencia a los productos Gravelli del hormigón común. Para el hormigón se aplica el principio de que apurarse no es bueno. Para darse una mejor idea, nuestra producción se puede comparar con la del Champagne o el jamón parmesano, en donde se observan reglas similares. La diferencia está en que a nuestros productos los disfrutan los ojos. Es por eso que seguimos todos los procesos tecnológicos con cuidado y paciencia.

03

Creatividad

Nuestra visión es presentar el hormigón en formas sorprendentes, ampliar sus límites y aportar constantemente nuevas soluciones que puedan aprovechar estudios de arquitectura, diseñadores y otros creativos del mundo entero. Sin esta actitud no habrían surgido productos como el hormigón permeable a la luz, un piano de hormigón para Petrof, una colección de moda de prendas de hormigón y, en última instancia, la mayoría de nuestra cartera.

04

Diseño

Nuestros productos son atemporales, no son una moda instantánea y es por eso que la mayoría tiene formas simples. Al mismo tiempo, respetamos los efectos naturales del hormigón y es así que dejamos que nuestros productos muestren todas sus imperfecciones aparentes. Es justamente el aspecto natural del hormigón lo que le otorga originalidad a nuestros productos. Todos son creados para que tengan buena funcionalidad y mantengan la mayor naturalidad posible del material. Por ejemplo, la superficie interna de nuestros lavabos de hormigón es casi perfecta, sin burbujas, etc., mientras que la parte externa presenta una original textura atigrada, con burbujas, grietas pequeñas y otros efectos. Esa es la belleza del hormigón, que no puede ser imitada por otros materiales.

El diseño de nuestros productos es pensado como atemporal y, gracias a ellos, se puede emplear fácilmente en proyectos de diferentes estilos: desde industrial y rústico a moderno y minimalista. El hormigón, por supuesto, es un material específico que no es para todos. Creemos que hace falta llegar a una etapa en la que se acepte al hormigón como un material natural, incluyendo el hecho de que cambiará con el tiempo y adquirirá su patina original.

Nuestros socios

Sin proveedores de calidad, creativos y clientes ilustrados no habríamos sido capaces de hacer de Gravelli lo que es hoy. ¡Gracias a todos por mostrarnos su confianza!